La verdadera historia de Royne

Siempre que íbamos a comer con nuestros padres nos gustaba el restaurante según la marca de helados que les aprovisionara. Raro era el que tenía Frigo o Camy, pero siempre había dura pugna entre Miko y Royne.

En un lugar que había Miko sabías que tenías: el Miko lápiz, el de la bruja que tenía el mismo sistema que el anterior (calentamiento-empujón- suelo-chicle), el Miko class almendrado, el Tornado, si eras más pijillo las tarrinas de Miko etiqueta negra (que tenían un anuncio muy erótico)… y mientras, ¿Qué coño tenía Royne? Sólo copias mal hechas de los otros.

Que me disculpen los heladeros madrileños, pero lo único que se salvaba eran las tarrinas aquellas que luego valían como huchas. Para el que no lo sepa, Royne es una fábrica con más de 60 años que, hace no mucho, fue comprada por Dhull, los de los flanes y de Ruiz-Mateos. Lo que no sabía hasta que me puse a indagar para este post es que era la única heladera familiar hasta que el efecto 2000 le cayó encima y tuvieron que venderla a Parmalat, que más tarde se la malvendió al Grupo Dhull.

Hasta hoy seguía renegando de la marca, pero ahora mi pequeño corazoncito me dice que demasiado hacían y que mucho tiempo aguantaron sin ingresar en los grandes imperios como Nestle. A partir de este momento cada vez que pase por una me compraré un polo de menta, única marca que los comercializaba (con cierto sabor a menta, porque los de Menorquina lo más parecido que tenían es que eran verdes).

En próximos posts iré desgranando mi cultura “heladil”, adquirida desde mi más tierna infancia, e intentando tocaros la fibra para conocer la vuestra. ¿Miko o Royne? ¿Frigo pie o Drácula? ¿Calipo o Tornado?

Anuncios

Una respuesta a “La verdadera historia de Royne

  1. Je je, yo era de Cola-jet.

    Y tenía una suerte increible, pues me tocaba ese que premiaba al palo con la palabra mágica.

    Curiosa afición la tuya. Y además, sana.

    En donde me crié de pequeño, había un kiosko de Avidesa, pero que los helados los hacía la dueña con cola, limón…
    Además vendía cebollitas, tomates y cosas así en vinagre.

    Un sitio único junto al monte de El Pado.

    Salud.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s