La leyenda del Flash

En este post me apetecía rescatar la alargada leyenda de los “flashes”, ¿os acordáis? Bueno, para el que no lo recuerde le diré que era una especie de plástico fino y alargado relleno de un líquido helado de un color muy llamativo.

Recuerdo que había de dos tamaños, de 10 y 25 pesetas. Con los años esto me demuestra que de pequeños éramos poco espabilados porque dos de 10 eran como uno de 25 y nos ahorrábamos 5 pesetas para un chicle Bubaloo.

La elección no era un gran problema… pero abrirlo sí. Se supone que el utensilio que tienes para romper la parte superior son tus propios dientes, con el doble perjuicio que ello conlleva. Te hacías daño y encima tardabas la leche de tiempo hasta que lo dejas un poco decente.

El segundo paso es comerlo… y no, esto no es lo más fácil. Según vas comiendo te vas rozando con el afilado plástico de los bordes y se van produciendo las fatídicas boceras o boqueras. Para el que no lo sepa son cortecitos en la comisura de los labios que escuecen como la madre que los p…

Aunque claro, una vez que te salía callo tu único problema era ver cuánta cantidad dejabas que se deshiciera para luego poder bebértela. Al final siempre pasaba lo mismo, empezabas a chupar el hielo e incomprensiblemente subía el líquido y te dejabas como mucho un dedo de bebida.

Mención especial se merece la leyenda negra de los flashes. En una ardua labor de investigación he recopilado tres amenazas dignas de recordar. La primera es que el flash era completamente cancerígeno y que cuantos más tomáramos, más posibilidad teníamos de tener cáncer. Algo muy tétrico pero que a ninguno nos terminó de asustar. La segunda es que hacían el plástico con droga y que no había que chuparlo, que con sacar el hielo ya no había ningún problema. Vamos, la misma historia de los cromos con coca pero en “alimento”. La última era que nos íbamos a quedar enanos y que con eso no creceríamos nada más. Por desgracia a algunos nos ha debido pasar esta afirmación porque desde los 14 no hemos crecido nada más que a lo ancho.

Luis Crespo

Anuncios

12 Respuestas a “La leyenda del Flash

  1. Pingback: La leyenda negra del flash

  2. “La última era que nos íbamos a quedar enanos y que con eso no creceríamos nada más. Por desgracia a algunos nos ha debido pasar esta afirmación porque desde los 14 no hemos crecido nada más que a lo ancho.”
    El mismo nombre lo indica Flash Gordon

  3. cancerijeno…. dios me hace daño en la vista.

  4. Llevas razón, ya lo he cambiado para que tu vista siga tan atenta. Espero que un borrón no nuble el fondo del post.

  5. Pepe es masoca, si te duele a la vista no lo escribas 😀
    Buen post, y que carajo, a ver quien es el guapo que escribe cancerigeno cada día (ups me dejé el acento, duele?)

  6. No sé si tenían droga, pero la verdad es que eran realmente adictivos.
    También se te ha olvidado comentar que a los dos primeros lametones que le dabas, el trozo de hielo perdía color, olor, sabor y tó. Ya sólo quedaba morderlo, mostrar la punta húmeda y seguir lamiendo… ¡¡¡joder, que escena tan obscena!!! 😀 .
    En definitiva, un buen post para nostálgicos.
    Por cierto, espero no haber cometido ninguna dolorosa falta de ortografía.

  7. Llevamos todo el día doloridos con lo de la falta de ortografía. Llevas mucha razón con lo de los flashes… una vez chupado… perdía toda la gracia.

    Nos alegra mucho que te haya gustado el post, ahora sólo tienes que verte todas las recetas, los cócteles, hacerlos y decirnos qué tal…jajaja.

    Muchas gracias

  8. Hombre, tanto como leyenda… hoy dia te puedes ir al Mercadona y comprarte un paquete de 20 de la marca Kelia XD

  9. Pero de la marca “Superflash”, que es de donde viene el nombre de esa cosa congelada, hace mucho que no encontramos.

    Vamos a las tiendas para comprar a los sobrinos y sólo nos dan marcas de garrafón… pero el mítico superflash, nunca, jejeje.

    Habrá que probar la marca Kelia 😉

  10. JAJAJAJAJAJAJAJAJAA. ESTE POST ES GRACIOSO, HERMANO.

  11. Kelia era la de la ranita, no? Pues estaba genial!!!

    Y mis acentos y mis signos de puntiacion no cuentan como faltas, que escribo con teclado ingleeeeee

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s