Contra el hambre, mejor caramelo que chicle

caramelo-chicle-pan

A lo largo del día el hambre llama a nuestra puerta, pero la mayoría de las veces ya sea por que estamos trabajando, porque estamos en clase, o porque estamos fuera de casa, nuestra solución es introducirnos un chicle en la boca. En otras ocasiones elegimos la opción del caramelo, la cual, como explicaremos a continuación, es mejor.

¿Qué sucede cuando tomamos un chicle? Comenzamos a salivar más y esto envía una orden a los jugos gástricos del estómago que comienzan a trabajar. Pero…¡sorpresa! ¡No hay alimento que digerir! Es decir, estamos alterando las funciones de estos ácidos que son los que nos ayudan cuando sí hay alimento. Al no tener nada frente a lo que actuar, estos jugos generados pueden interaccionar con otras sustancias de nuestro organismo, lo que no nos favorece en absoluto. En el caso de los caramelos, es parecido, pero como dura mucho menos en nuestra boca, el efecto es mínimo.

Por tanto, cuando tengáis hambre y no tengáis qué comer a mano, elegid la posibilidad de tomar un caramelo en vez de un chicle, aunque como siempre, sois libres de vuestra elección.

Raquel Campaya

Anuncios

Una respuesta a “Contra el hambre, mejor caramelo que chicle

  1. Pingback: Si quieres combatir las ganas de comer, mejor un caramelo que un chicle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s