Archivo de la etiqueta: cocinillas

Qué bien está loveflores.com

Imagen

Rescato este blog simplemente para contar, al que me lea, que el otro día hice un pedido a una tienda de flores por Internet… y todo fue perfecto.

El ramo de 12 rosas rojas con un peluche de regalo me salió 20 euros más barato y además le dio la sorpresa a mi novia. Por menos de 30 euros estaba allí, en su casa.

La verdad es que me fiaba bastante poco, pero fue muy bien. Por eso, por poco que esto pueda ayudar, me gustaría aconsejar a todos los que estés apretadillos de pasta que paséis de intermediarios en floristerías y compréis en esta tienda online.

http://www.loveflores.com

Gracias libro gratuito de Royal

Debe ser que los de la marca Royal se han enterado de que tenemos bastante abandonado el blog y han querido que volvamos a darlo todo.

De repente, vengo un día de algún lado y me encuentro en el buzón un pequeño librito de recetas. Obviamente pensé que se habían equivocado pero lejos de preguntar corrí al ascensor y lo escondí, por si acaso había cámaras… o algo.

Lo estuve defendiendo como si fuera un tesoro… y efectivamente lo era. No os podéis imaginar la cantidad de recetas ricas en las que se utiliza levadura Royal. Sólo el sábado hicimos dos recetas, dulces y saladas, y hoy otras tantas.

Sólo puedo decir, GRACIAS ROYAL, y gracias cartero que lo echó en mi buzón por error.

A la rica castaña asada


Apasionados de las castañas asadas, aquí está la receta total. Fácil y sencilla. Ya no tendréis que bajar al puesto de la castañeara para pedir un cucurucho, te las traes del mercado y las haces cuando quieras.

Es cierto que siempre entran mejor con el frío de la calle, pero hay casas que la calefacción no calienta tan pronto y un buen cucurucho de castañas ayuda.

Queremos darle las gracias a David, amigo que nos ha dado las castañas y la receta, porque sin él no hubiera sido posible. Es un tío muy peculiar y con las mejores castañas del otro lado de la comarca del Tietar. Si alguna vez queréis unas de calidad, poneros en contacto con él a través de sus blogs.

Sus posts son pura dinamita, sobre todo los de política y frikifascismo, no se calla una. Vuela como una mariposa y pica como una abeja.

Político: El zabuqueral

Personal: Las crónicas de Atus

¡Quiero comer saltamontes!

saltamontes-pan

Si os digo entomofagia… vosotros os quedáis igual, ¿verdad?  Pero si ya os explico que esa palabreja significa “ingesta de insectos, arácnidos o artrópodos como alimento para los humanos”… lo mismo ya os empieza a dar un poco más de asco.

Ciertamente no sé por qué a la gente tiene tantos reparos a comerse un bicho de estos. En la antigüedad los comían y no pasaba nada. Hay lugares en los que se sirve como un manjar y que no quieren dejar de consumir ese alimento nunca. Dicen que sólo un saltamontes tiene el 20% de proteínas de un filete y que una simple oruga puede llegar al 80%. Algunos estudios dicen que puede ser una de las principales dosis proteínicas en el mundo.

Vamos a ver, si en la isla de los famosos se lo daban de comer como premio… tampoco se van a querer cargar los guionistas a la gallina de los huevos de oro. Si les ponen algo que no se puedan comer porque es malo para la salud, se quedarían sin participantes. Esa es mi razón de peso para querer probar todo este tipo de cosas.

Por continentes, los asiáticos son los que más echan mano de la entomofagia para comer y curar enfermedades. Lo más utilizado es el inago  (saltamontes en peligro de extinción), el hachi-no-ko (larvas de avispa) y la libélula. En África se consumen orugas, escaramujos, langosta y gusano. México, Colombia y algunos puntos de América del Norte son  otros de los lugares donde se explota esta comida.

Todavía no os podemos aconsejar ningún restaurante de este tipo, pero nos gustaría que vosotros lo hicierais por nosotros. Si habéis probado alguno, decídnoslo en un comentario, por Dios.

Luis Crespo

Comida de colegio

comida-cole-pan

Aunque lo parezca no voy a hablar de la típica comida insalubre del comedor sino que voy a hablar de la que se comía dentro de clase. Ya lo sé, la mayoría diréis, “si a mí no me dejaban comer en clase”, pero yo os hablo de esa “comida” que te dejaban tener aunque no se la denominara como comida. Si alguien no lo ha pillado estoy refiriéndome al material escolar. Os voy a poner algunos ejemplos de cosas que yo he llegado a ver en mi clase.

Vamos a empezar con la mítica tiza que te la comes y da fiebre. Nunca se ha demostrado si esto es verdad o no, pero si alguien puede contestarnos a este enigma, fenomenal, sino Raquel se pondrá a experimentar con la tiza y sacará la verdad empírica de toda esta leyenda. Los compañeros que la han tomado por la mañana han venido a clase por la tarde, y hablo de cuatro casos. Mentiría si os dijera que no me han entrado ganas de probarlo alguna vez… pero no lo he hecho por miedica.

Otro de esos “manjares” era la goma MILAN modelo “Miga de pan”, prometo que se llamaban así. No sé bien el porqué, pero os aseguro que he visto hasta dos formas de comerla. Los había que la mordían y los había que la chupaban… si tuviera que elegir entre alguna yo pienso que la mordería. No creo que sea provechoso chupar algo que no se va a ir deshaciendo en tu boca por más tiempo que esté y además, el sabor a goma tiene que acabarse pronto. Lo bueno de esta “comida” es que venía en tres sabores: fresa (la rosa), nata (la blanca) y menta (la verde)… o eso decían (vacilando) los que se la comían. Menos mal que no les dio por comerse las gomas para borrar bolígrafo, porque si hacían esos agujerazos al papel… a nuestro estómago lo podían dejar fino.

Comprendo que para algunos haya sido un shock el anterior párrafo, pero si os hablo de gente que se comía papel… ahí no dudáis. Lo de comer papel empieza como una droga. Primero lo chupas un poco para que al tirárselo a alguien le moleste más el impacto. Luego te lo mantienes un rato más en la boca por ver cuánto aguantas y por último te ves masticando papel sin darte cuenta. Debo reconocer que me quedé en el segundo paso… que le voy a hacer, no puedo ser más perfecto.

A modo de apunte rápido os puedo comentar que si masticáis durante mucho rato la tapa de un determinado boli, su aspecto y textura se parece enormemente a la de un chicle, un chicle asqueroso, pero un chicle. Si había alguien que hacía estas guarradas en vuestra clase, ponednos algún comentario e intentaremos ver cómo de malo es injerir este tipo de “comida”.

Luis Crespo

Cóctel: Sex on the beach

Debemos reconocer que no lo conocíamos hasta que nos lo comentaron, pero vaya cantidad de tiempo tirado a la basura. Está muy rico y os aconsejamos a todos los que queráis probarlo que lo hagáis. Real mente muy bueno, gracias Nuria.

Como cada vez que alguien nos aconseja un cóctel nos salen muy buenos, queremos que nos sigáis haciendo estos encarguitos durante mucho tiempo. Con dejarlo en un comentario, vale. Muchas gracias por adelantado.

Los huevos más conocidos

Desde aquí siempre hemos dicho que vamos a escribir de todo lo referente a la comida y… ¿Qué hay más típico que un huevo? Probad a poner la palabra huevo en youtube o en algún buscador de la red y lo primero que veréis serán los míticos HuevoCartoons. Alguien puede decir que tienen más años que ná, pero pensamos que clásicos como estos nunca mueren.

El vídeo que precede a este texto no es de los más conocidos, pero a nosotros nos parte de la risa. Aunque claro, los más pinchados siguen siendo los anuncios de los Huevo Poetas dedicados al Brandy de Huevo Totote… uno de los primeros hitos de Internet. La animación mexicana se dio a conocer en toda la red de hispanohablantes a partir del año 2002, aproximadamente, pero tuvo su gran boom un año después.

Espero que sepáis disfrutar tanto de ellos como lo hemos hecho nosotros. Para los que ya los conocéis y os lo sabéis de memoria, esperamos que por lo menos os evoque algún recuerdo bonito.