Archivo de la etiqueta: colesterol

La cerveza no engorda

En muchas ocasiones hemos escuchado hablar de la curva de la felicidad, barriga cervecera… en cambio, estudios científicos realizados demuestran que la cerveza no es la causante de esta pronunciación de nuestro cuerpo, sino una alimentación poco saludable, que normalmente acompaña a esta bebida, y una vida sedentaria.

Un consumo moderado de alcohol tiene efectos positivos en el organismo,  aumentando el colesterol bueno. Posee antioxidantes naturales que ayudan a reducir el envejecimiento del organismo y proteger contra enfermedades cardiovasculares y contiene fibra soluble. Es un buen aperitivo, ya que abre el apetito por estimulación de las papilas gustativas, contiene poco azúcar y nada de grasa. Tiene bajo contenido en sodio, parecido al agua potable y es una fuente de vitaminas. Disminuye la retención de líquidos, actuando como diurético.

Con estos datos no queremos induciros al consumo de cerveza, ni mucho menos, pero sí aclarar que no es tan mala como la pintan. Cada uno puede calmar su sed como quiera. Recordad que todos los beneficios son en cantidades moderadas, no debe mezclarse con fármacos, por ser una bebida alcohólica hay que ser mayor de edad para consumirla y… si bebes, no conduzcas.

Si queréis más información acerca de uno de los alimentos más antiguos de la historia, como es la cerveza, podéis visitar la página www.cervezaysalud.es

Raquel Campaya

¿Aceite de oliva o de girasol?

Muchas veces nos preguntamos qué aceite es mejor para cocinar,  el de oliva o el de girasol. La diferencia no sólo está en el precio, siendo el de oliva más elevado, sino también en la composición de cada uno. Lo que está claro es que ambos son los más idóneos para consumir e incluir en nuestra dieta diaria.

Existen distintos tipos de aceite de oliva, pero nosotros nos vamos a centrar en el más común entre los supermercados, el aceite de oliva puro. Es una mezcla del aceite de oliva virgen y del refinado. Este tipo de aceite junto con el virgen, es el que tiene mayor contenido de vitamina E, antioxidante natural. Además, todos los aceites de oliva contienen ácido oleico, que ayuda a aumentar los niveles de colesterol bueno en la sangre y a prevenir enfermedades cardiovasculares. Es el más adecuado para freír, pues resiste mejor la temperatura necesaria, bastante elevada, el alimento se impregna menos y por tanto, tiene menos calorías.

Sin embargo, los aceites de semillas, como es el caso del de girasol, también son muy saludables. Éste posee alto contenido en ácido linoleico y vitamina E, aunque bien es cierto que tiene menos sabor. También es apto para freír cualquier tipo de alimento. 

Conclusión, utilizad el aceite que más os guste y más se adapte a vuestro bolsillo, pues ambos son saludables y ayudan a reducir el colesterol total y otro tipo de grasas.

Raquel Campaya