Archivo de la etiqueta: comida

La historia del jamón de Navidad

Estamos casi en Mayo e incomprensiblemente todavía queda bastante de uno de los jamones que nos dieron en las navidades 2008-09. Es un hito histórico en mi casa… pero os diré que no me arrepiento de no habérmelo comido. Parece una tontería pero se juntan varios motivos por los que el jamón nos sabe mejor en abril que en enero.

Sin ser el mega estudioso de los jamones, aunque sí un gran comedor de ellos, creo que siempre es necesario su tiempecito de curación. Por lo general cuando te lo regalan no están en su punto ideal ni de coña, lógico por otra parte. Digo lógico porque la compra de jamones se incrementa un muchocientos por cien en un mes y los cerdos tienen que matarse durante todo el año.

A lo mejor te toca el que está perfecto, pero la mayoría te los dan poco curados (blandos por la “panza”).

Lo segundo es puramente psicológico… cuando a todo el mundo se le ha acabado tu puedes fardar diciendo que todavía lo tienes y que está mucho mejor que cuando se lo acabaron ellos. He dicho.

Luis Crespo

Vivan las tapitas de Jaén

jaen-pan1

Estás de vacaciones, te vas a un bar, pides una caña y te ponen un sandwich mixto con un platito de olivas. ¡Ole sus coj…! ¡Vaya Semana Santa de comer!

Antes de nada debemos pedir disculpas por haber estado tantísimo tiempo sin escribir… si tuviéramos excusa nos agarraríamos a ella como un clavo ardiendo, pero como no la tenemos preferimos callarnos.

Supongo que con el titular del post ya sabréis que nos referimos a Jaén, una de las zonas que más te “ataca” con comida rica de manera gratuita. Pensábamos que la fama se iba a comer a la verdadera realidad, pero no.

Todos los sitios en los que nos paramos a tomarnos una cañita, o un Nestea en el caso de Raquel, tenían tapas diferentes a las anteriores. Nunca en nuestra vida habíamos recibido un sandwich mixto al pedir una bebida en un bar… ¡Y vive Dios que nos gustó!

Además, los precios de las bebidas y las raciones eran mucho más baratos de lo que nos podíamos imaginar. Bien es cierto que no fuimos a sitios muy turísticos, quizás por eso los precios no estaban tan inflados como en otros lugares.

En este caso no os podemos aconsejar un restaurante en exclusiva, ya que si vais a la zona de Jaén ,sobre todo a sus pueblos, en cualquier sitio os van a poner bien de comer y bastante baratito.
Al margen de la comida, el viaje ha estado muy chulo y aconsejamos a todo el que quiera que se pase por el Parque Natural de la Sierra de Cazorla. Si queréis más información, preguntad.

ElCocinillas en Agualimón: 7ª Parte

podcast

Esta semana nos pusimos picantes y  hablamos de comida sexual. Tratamos desde el punto de vista del antes al del durante. Para el que no lo haya pillado nos referimos a afrodisiacos para adelantar un poco los trámites y a diversos elementos que se utilizan en los momentos claves, ahí sí que no me voy a meter en profundidad.

Mejor que lo escuchéis, disfrutadlo.

Hoy aconsejamos… “El Rancho de la aldegüela”

Lo primero que queremos aconsejar es que las despedidas de soltero se comiencen por una buena comilona, da igual si es conjunta o por separado. Nosotros elegimos “El Rancho de la aldegüela” un sitio en el que sabíamos que no iba a faltar un buen cochinillo y un sabroso cordero. No nos defraudaron.

Nada más llegar nos sirvieron de aperitivo un foie muy rico que untado en pan de pueblo sabía de mil amores. Los primeros platos que pedimos fueron para compartir y no sorprendimos de lo gigantescas que eran las ensaladas.

Una vez que llegó el plato fuerte el mundo se paró, plantaron unas cuantas fuentes de carne y la baba se cayó del todo. Tanto cochinillo como cordero estaban sublimes, yo creo que no les pondría ninguna pega.

Digo mi opinión porque Raquel decidió pedirse secreto de cerdo, un manjar donde los haya. La sabrosísima pieza iba acompañada por una salsa y cebolla caramelizada con el punto exacto. ¡Exageradamente bueno!

Lo dicho, aconsejamos 100% este restaurante que está en Torrecaballeros, un pueblo a 10 kilómetros desde el acueducto de Segovia, aprox. Merece la pena desviarse un poquito y comerse una buena carne. Eso sí, reservad y decidles cuantos queréis comer cochinillo y cordero porque lo mismo os encontráis que no hay.

P.D. Al que le guste la canción se llama “Cape Cod Kwassa Kwassa” y está interpretada por Vampire Weekend.

El pollo sin cabeza del KFC

kfc-pan

No sé si alguno de vosotros se acordará o no de una leyenda de finales de los 90. Es impactante… pero cosas tan raras como esas ya se han visto.

La susodicha historia es que la factoría americana del pollo, Kentucky Fried Chicken, necesitaba recortar costes. Según se puede leer por Internet, los dueños ni cortos ni perezosos decidieron engendrar una especie de pollos sin cabeza, vamos, pechuguitas con patas.

La imposibilidad de hacer esto se vino abajo cuando un granjero, por supuesto americano, intento cortar la cabeza a un pollo para comérselo y después de hacerlo el animalillo siguió caminando como si nada. Todo era normal salvo que no tenía cabeza y estaba continuamente chocando con todos los lados.

Las suposiciones empezaban a tomar cuerpo… pero nunca más se supo de este tema y da la sensación de que está completamente olvidado. Desde aquí queríamos seguir sacando cosas curiosas a la palestra… aunque tengan bastante tiempo. A veces recordar es más bonito que ver.

A propósito, recordad lo precioes del KFC para no ir nunca más… son unos aprovechaos y en crisis muuucho más.

ElCocinillas en Agualimón: 4ª parte

podcast

Esta semana en la sección en Agualimón estamos que lo tiramos. El tiempo se alargó como un chicle, contamos bastantes curiosidadesy por primera vez hay muchas novedades que aún no habéis podido leer en ningún post

El tema de exposición, y posterior discusión, ha sido el excitante mundo de los concurso de comer a lo bestia. Hace una semanita escribimos sobre un campeonato de ortigas y tirando del hilo llegamos a encontrar una federación oficial de comilones en Estados Unidos… no hay desperdicio.

Poco a poco iremos desgranando los puntos expuestoscon unos extensos posts, con sus respectivos enlaces y ahondando más en los eventos. A ésto sí que se le puede llamar comida rápida

Hoy aconsejamos… “México lindo”

mexicolindo-pan

Situado en la Plaza de la República de Ecuador 4, nos encontramos un cartel luminoso de letras verdes que dice “México Lindo”, uno de los mejores restaurantes mejicanos que hemos probado en Madrid y en el que hemos repetido mínimo una vez al año desde que lo conocimos. Si esta ubicación no os pilla cerca, de la misma empresa y con la misma carta podéis visitar “A todo México”, en la C/ San Bernardino 4, cerca de Plaza España.

 

Sus especialidades son los antojitos, las enchiladas, tacos y margaritas. Como postre, os recomendamos ¡el sombrero mejicano! Una masa de pestiño con dulce de leche y helado, decorado para darle tan merecido nombre.

 

Sin duda, la atención, amabilidad de los camareros y especialmente la calidad de los productos, son sus puntos fuertes, como lo son también sus sabores, ideal para los amantes del picante. Ambos restaurantes cuentan con zona para fumadores y no fumadores y podéis ir tanto en pareja como por grupos. El precio oscila entre 15-20€ por persona, y podemos afirmar que la relación calidad /cantidad / precio es la adecuada.

 

Así que ya sabéis, a disfrutar de una buena comida mejicana en Madrid y sobre todo, dejadnos vuestras opiniones, que tanto nos interesan.

Reserva: 91 457 47 58