Archivo de la etiqueta: Frigo

“La anatomía”… por Frigo

frigopie-dedo-pan

La marca de helados nos ha enseñado desde el principio lo que es un pie y lo que es una mano con un dedo levantado, eso está claro. Tú llegabas, comprabas cualquiera de los dos y empezabas a amputar miembros sin parar.

El Frigo Pie continúa siendo ese clásico helado cremoso con sabor a fresa. A pesar de que los años sigan pasando para los creadores, los palos que atraviesan el helado siguen teniendo una tendencia cruel a precipitarse contra el suelo.

El Frigo Dedo es el que no ha aguantado el ritmo de su primo hermano. Este modelo se dejó de fabricar hace unos años debido a que ni él ni el Frigurón aguantaron el tirón de los nuevos helados. Debe ser que preferimos comernos los pies antes que las manos.

La empresa barcelonesa, originalmente llamada “Industrias Frigoríficas de Alimentación”, se fundó en el año 1927. Hace más de 35 años, exactamente en 1973, el gran Grupo Unilever se hizo con la empresa.

Boomy, el semipolo de tres sabores

 boomy-pan

Seguro que al ver la imagen os habéis acordado de bastantes cabreos por haberos quedado sin alguna de las tres bolas de este mítico helado. Si es así os ofrezco mis disculpas, pero hay que enfrentarse a ello y superarlo, que ya somos mayores.

Fue un invento completamente innovador, dotaron de realismo al sabor que estábamos comiendo. De esa manera chupábamos una bola de fresa con forma de fresa, una de naranja con aspecto de naranja y una de limón con apariencia de naranja de color amarillo… debe ser que si la ponían con su verdadera forma no daba el palo.

A todos nos molestaba enormemente alguno de los sabores. El que diga lo contrario mentirá y además ira contra muchos años de estudios psicológicos. Si te gusta mucho la naranja, el limón te tocará las narices, y viceversa. Y si por un casual te puedes abstraer y que te gusten los dos por igual, el sabor de la fresa tiene que atraerte menos por pelotas.

A mí me gustaba mucho el de naranja y casi repudiaba el de limón, que siempre se me caía al suelo por tardar en comerlo.

Todavía recuerdo ese anuncio en el que decían que en el mundo de los boomys no se podían coger las frutas, sino que “había que cazarlas”. Vaya un invento… ¿y si tenías mala suerte y te entraban tres de limón en esa cacería…?

P.D. ¡Viva el merchandising de Boomy! Hay algunas heladerías que no cambian la papelera con el bicho azul desde el 94, y esto tiene su mérito.

La verdadera historia de Royne

Siempre que íbamos a comer con nuestros padres nos gustaba el restaurante según la marca de helados que les aprovisionara. Raro era el que tenía Frigo o Camy, pero siempre había dura pugna entre Miko y Royne.

En un lugar que había Miko sabías que tenías: el Miko lápiz, el de la bruja que tenía el mismo sistema que el anterior (calentamiento-empujón- suelo-chicle), el Miko class almendrado, el Tornado, si eras más pijillo las tarrinas de Miko etiqueta negra (que tenían un anuncio muy erótico)… y mientras, ¿Qué coño tenía Royne? Sólo copias mal hechas de los otros.

Que me disculpen los heladeros madrileños, pero lo único que se salvaba eran las tarrinas aquellas que luego valían como huchas. Para el que no lo sepa, Royne es una fábrica con más de 60 años que, hace no mucho, fue comprada por Dhull, los de los flanes y de Ruiz-Mateos. Lo que no sabía hasta que me puse a indagar para este post es que era la única heladera familiar hasta que el efecto 2000 le cayó encima y tuvieron que venderla a Parmalat, que más tarde se la malvendió al Grupo Dhull.

Hasta hoy seguía renegando de la marca, pero ahora mi pequeño corazoncito me dice que demasiado hacían y que mucho tiempo aguantaron sin ingresar en los grandes imperios como Nestle. A partir de este momento cada vez que pase por una me compraré un polo de menta, única marca que los comercializaba (con cierto sabor a menta, porque los de Menorquina lo más parecido que tenían es que eran verdes).

En próximos posts iré desgranando mi cultura “heladil”, adquirida desde mi más tierna infancia, e intentando tocaros la fibra para conocer la vuestra. ¿Miko o Royne? ¿Frigo pie o Drácula? ¿Calipo o Tornado?