Archivo de la etiqueta: cenar

Hoy aconsejamos… “Los Amigos”

los-amigos-pan

Mucha gente ya sabrá de lo que estamos hablando cuando leen el nombre de ese bar…, efectivamente,  hablamos de ponernos gochos por poco dinerete. Por una cerveza pequeña te pones hasta arriba de aperitivos de todo tipo, eso sí, este local no es para finolis.

No hay nada mejor que empezar una buena juerga cenando en Los Amigos. Te dejas cuatro eurillos, sale con tres cervezas y con la tripa reventona de todos los platitos que te sirven.

El bar es bastante chiquitillo, las servilletas son rollos de papel higiénico colgado del techo, pero amigo… antes de pedir nada ya te han dado 5 platos de comida. Te pueden servir bravas, croquetas, queso, chistorra… lo que sea, siempre y cuando no les lleve mucho tiempo cocinarlo.

Los productos de freidora como empanadillas, palitos de merluza o calamares son igual de claves que el embutido. Salchichas con tomate, posturas de queso y tacos de jamón york… fácil, baratito y gusta a casi todo el mundo.

Lo mejor de todo es la sensación de ver que no cabe nadie más en el bar y, como por arte de magia, entran otras cinco personas sin que nuestra incomodidad se resienta.

El lugar está en Madrid y más concretamente en la esquina de la calle Ezequiel Solana con San Fidel, muy cerca de metro de Ascao. La calle Alcalá no queda muy lejos y la zona está llena de bares que bordean el mismo estilo. Aquí podréis ver con claridad cómo llegar a Los Amigos.

Sólo podemos decir que hemos ido bastante y que nuestra tripa está perfectamente, lo aconsejamos

Anuncios

Resaca de comer

cena-fam-pan

Estamos en pleno ecuador de ingestas masivas y tenemos un malestar bastante típico. Quien más y quien menos tiene, o ha tenido, esa sensación de pesadez y saturación que no es nada agradable.

Los estudios que hemos ido mirando por Internet parece que cifran el aumento de peso medio en los tres kilos… depende de las personas esto se nota más o menos. Al margen de lo puramente estético, lo que hay dentro de ti tarda bastante en recuperarse. El cuerpo se acostumbra a unos alimentos muy calóricos y es lógico que cuando cortamos ese flujo nuestro organismo responda diferente.

Este tema es parecido al que se emborracha. Durante un tiempo muy corto ha metido en su cuerpo mucho alcohol y al día siguiente su desacostumbrado organismo se queja. Por eso, muchas veces dicen que beberse una cerveza o algo con alcohol el día de resaca es bastante aconsejable. Se supone que haciendo ésto el cuerpo no tiene una carencia tan fuerte y se pueda acostumbrar a la vida abstemia con un salto menor.

Con el ejemplo que acabamos de poner queremos decir que hay que comer con moderación y dejar de comer también con cuidado, porque nuestro estómago no es algo que programemos según el día, sino que se va acostumbrando y hay que tenerlo en cuenta.

Hoy aconsejamos… “The Geographic Club”

geographic-pan

Uno de los lugares donde nos gusta llevar a nuestros amigos es a “The Geographic Club” y está én Madrid, exactamente en la calle Alcalá 141. La verdad es que es un placer cenar o tomar algo en este sitio, ya no sólo por la comida sino por la cuidada decoración que presenta. Parece como si estuvieras en uno de esos safaris que el National Geographic hace para la televisión.

El sitio, como podéis ver en la foto, es amplio y está dividido en dos ambientes; uno para cenar y otro para tomarte un cóctel. Nuestro consejo es que primero cenes y luego te tomes algo abajo, pero no pasa nada si sólo vas a cenar o a beberte un combinado.

La comida que te ofrecen es muy variada y en los entrantes puedes llegar a pedir desde un gazpacho a unas quesadillas de pollo. De primero aconsejamos los nachos con queso (que además vienen acompañados por unos pimientos jalapeños de saltarte las lágrimas), las croquetas y los huevos rotos. De los primeros podemos asegurar que hemos probado casi todos y no tenemos queja de ninguno. Eso sí… haced lo típico de pedir 2 ó 3 entrantes y picad de todos un poco. No hay que olvidarse de las ensaladas, que están ricas pero son un poco su talón de Aquiles, será por la poca variación.

En los segundos platos destacan las carnes, que están muy sabrosas y ponen grandes cantidades. El lomo de buey, las costillas y las hamburguesas son de un nivel bastante alto, aconsejadas 100%. Aunque la carne sea superior, no hay que descartar el pescado. Si te gusta el bacalao, estás en el paraíso. Tienes hasta cuatro maneras diferentes de recetas de bacalao y las que hemos probado… están muy bien hechas.

Una cena con su postre y su botellita de vino o refrescos os va a salir por algo cercano a 30 ó 35 euros por cabeza, dependerá mucho de los segundos que escojáis. No son los precios del Ginos, pero tampoco los del Asador Donostierra. Es un buen sitio para llevar a alguien a cenar y quedar bastante bien sin gastarte una millonada.

Si ya habéis terminado o si simplemente venís a tomaros un cóctel, la variedad es muy alta y, aunque no es demasiado barato, los combinados son de calidad y grandecitos. No superarán los 10 euros en ninguno de los casos y el sitio te asegurará tranquilidad para una buena charla.

Todas las costillas que puedas aguantar

Para seguir, y casi terminar, con nuestro increíble viaje a tierras belgas, sólo nos queda aconsejaros un sitio para cenar bien y no demasiado caro. Como habréis podido ver en el vídeo, en “Amadeo” se puede llegar a comer un número tan salvaje de costillas como 50 sin despeinarse demasiado, sólo necesitas tener 18 euros y ser un comilón como yo.

Toda esta ingente cantidad de “ribs” viene acompañada por una ensaladita y tantas patatas asadas como puedas comer. Lo importante es que vengas con bastantes ganas de comer, porque entonces no es tan barato el invento.
 
Esta cantidad no está, ni mucho menos, exenta de calidad y sabor. Los primeros costillares son perfectos, la carne está bien hecha y se despega lo justo del hueso. Además, lo primero que te ponen es una garrafa de salsa barbacoa (o parecida) que te rellenan las veces que te apetezca y que está muy rica.

Las dos únicas pegas que le ponemos es que el encargado es un poco “capullo” y se hace el loco cuando no quiere atender. Y lo segundo es que cuando llegas a la cuarta o quinta repetición las costillas pierden calidad y son mucho más pequeñas. Las tres primeras repeticiones son una auténtica delicia, la cuarta se puede comer y la quinta te la dan más bien pasadita (para que se te quiten las ganas de más, me imagino).

Al margen de estas cositas sólo nos queda aconsejar “Amadeo” y deciros que los locales están en Bruselas y Gante. Ahh!! Es muy importante que os paséis a reservar mesa con unas cuantas horitas de antelación, porque hay peleas por entrar y el encargado es un perro de presa.